domingo, 1 de febrero de 2015

Dios no es la respuesta...

¿Por qué los gatitos tienen que sufrir los errores de los demás?

1 comentario:

Joselda dijo...

Eso es mismo pienso yo.