sábado, 21 de diciembre de 2013

El primer día del invierno...

Con las manos empapadas de sangre, se tumbó sobre la nieve y comenzó a dibujar ángeles. Derramada la última gota, arrancó del suelo sus alas encarnadas y deshizo con pasos pequeños el invierno.