viernes, 4 de julio de 2014

Lo divino...

No dejar de amar hasta crear incendios con las manos.

2 comentarios:

sugar dijo...

Cuidado no te acabes quemando..

C. Juan dijo...

¿Y lo humano?