viernes, 27 de junio de 2014

Literata...

Dejarme seducir por su pecho y la cantidad de palabras que es capaz de amamantar,
dormir al arrullo en su garganta cuándo me describe el alma sin que duela.
Y más. Mucho más.

No hay comentarios: