domingo, 8 de junio de 2014

Hecho número cuatro...

Decidimos rajarnos el corazón una y otra vez para comprobar que sigue habiendo sangre en él sin importar cuantas veces se hayan cosido las costuras.

No hay comentarios: