viernes, 20 de junio de 2014

Hecho número cinco...

No podemos morir de amor cuando cuándo es la vida lo que nos mata; el amor sólo es un efecto secundario crónico.

No hay comentarios: