lunes, 3 de marzo de 2014

Tiempo de espera...

Tras descubrir sus cicatrices, me enamoré de la forma en que las dolía. Desde la garganta, rasgando las cuerdas. Haciéndome hueco.

No hay comentarios: