domingo, 9 de marzo de 2014

Sin tocar...

Es la belleza de tus versos desnudos simplemente morir con haberlos deseado.

No hay comentarios: