sábado, 1 de febrero de 2014

Danza maldito, danza...

Me lanzas la muerte a los brazos y luego me pides que dance con ella. Y sostengo aquel cuerpo de muñeca de trapo inanimado mientras me mira con sus ojos empapados y ahogada de pena:

"Baila... baila... baila y haz mover mis piernas, ¿qué sería peor que volver con ella?"

No hay comentarios: