domingo, 22 de julio de 2012

Extracorpóreo...


Del amor que no me dieron al amor que necesito, soy tan súbitamente inexperto que mi boca nunca aprendió ese sabor. Soy cadáver inerte de polvo gris amalgamado recorriendo las mismas líneas, estrechas a veces; no desciendo a los infiernos, puros fueron mis errores. Algunos olvidados, otros menos. Amor no correspondido, amor no conocido y no experimentado; el ciclo retoma el inicio con sus piernas viejas y cansadas, arrastradas por los surcos que dejé en el tiempo y el desamor. Sigo latiendo, sigue.

1 comentario:

Alba dijo...

Lunes. Lo oyes, ¿verdad?