domingo, 24 de junio de 2012

Si no estás aquí...


Podría gritar más fuerte y aún así no dejaría de ser cierto. Porque cuando el corazón me pide paso, destrozarme el pecho me resulta igual de placentero que si lo hubiese susurrado; no me importa si son caminos divergentes o separados si al final del viaje eres tú lo que acabe encontrando.

No hay comentarios: