jueves, 15 de diciembre de 2011

Mínimo...


Lo supo desde el mismo momento de su nacimiento, tanta rareza no podía ser de este planeta. Y es que pisar las líneas entre las baldosas de un mundo tan caótico, le hacía sentir único.

No hay comentarios: