miércoles, 22 de septiembre de 2010

Alas...

No es que desprecie la ventura de tus ojos, es por miedo a quedar colgado en tus pestañas y sentir en su batir de alas como la envoltura del viento me aleja; no quiero desaparecer de aquí por soñar despierto tu mirada... prefiero ser un transeúnte en tus líneas negras y recorrer su distancia al alba entre sábanas, seducir la huella de tu silueta marcada con mis dedos, improvisar trenzas con humo que enturbien su magia que me lleva... y ni siquiera puedo mirarte sin atar uno de mis suspiros a la cola de tu parpadeo -destello en verde, miel y adverso- que se te escapa sin querer y no puedo atraparlo entre mis manos; vuelas hacia las nubes y no llego... mariposa en revoloteo.

2 comentarios:

Ana dijo...

Me quedé con ganas de comentar el otro post, no sé porqué no lo hice al final.
curioso cuatro frases y se dice tanto.
Me gusta como escribes.
Un besin

Javi dijo...

Siempre estás a tiempo.

Gracias :D