lunes, 23 de agosto de 2010

Voz en off...

Me quedaré quieto, con la esperanza de que el tiempo se quede a mi lado... parado, para olvidar lo que está saliendo de tu boca, para evitar volver a recordar las palabras que estás diciendo. Ruidos de coches en la calle, el teléfono que suena; tú sigues hablando y no te puedo comprender, yo no te quiero entender. Tal vez necesites subtítulos para convencerme, como en esa película francesa que me obligaste a ver y que al terminar nos encontró llorando... todo es tan extraño que sigo escuchando las voces de la gente en el semáforo. Todavía sigues ahí, reprochando al aire en aspavientos, demostrando que tu teatro sigue abierto y te quedan más funciones que cobrar, y me las harás pagar. Ahora no necesito tus tormentos, déjalos para mañana; hoy estoy demasiado cansado para hablar.

No hay comentarios: