lunes, 9 de agosto de 2010

Metamorfosis...


Depilación con laser y cera, manicura y pedicura cada dos por tres, estética dental; el corrector me está matando y baños con aceites aromáticos para eliminar este olor a perro callejero. Odio el mal aliento que me provoca la dieta macrobiótica y anhelo las noches de juerga animal con los colegas. Pero sé que tanto esfuerzo valdrá la pena; nadie dijo que ser un hombre-lobo metrosexual fuera sencillo.

No hay comentarios: