miércoles, 28 de octubre de 2009

Teoría práctica...


¿Qué hay que temer en una mujer? 


Su beso... 


(y supe que por siempre me devoraría aquella huella)